TARTA NAKED RED VELVET

Hoy es día de San Valentín y como buena blogger de repostería, no podía faltar una receta de Red Velvet, en este caso un naked layer cake, es decir una tarta desnuda. ¿Cuántas recetas de Red Velvet habré hecho en mi vida repostera? creo que no soy capaz de recordar. Muchas veces me escribís con dudas al ver tantas recetas diferentes y en tantos formatos preguntando cual es mi favorita,  que sinceramente a veces no sé ni qué decir. Pero sin duda mis favoritas son las que llevan aceite.

Parece que fue ayer, pero el mes que viene hará 12 años que publiqué mi primera tarta Red Velvet, la podéis ver aquí. Meses después publiqué este bundt maravilloso, que me acompañó durante años en mis cursos . Y estos cupcakes de vainilla con frosting que están para morir. También tengo un cheesecake de Red Velvet publicado en mi libro “Las Mejores Tartas de queso” que está causando sensación.

El post de hoy es en colaboración con mis amigos de Chafiras. En su sección de menaje podéis encontrar todos los accesorios de repostería para preparar esta tarta. Desde moldes desmontables, espátulas, batidoras etc, tanto en sus tiendas físicas en Tenerife como en su web www.chafiras.com com con servicio de venta online, venta telefónica, atención personalizada, envíos a toda Canarias  en 24-72 horas y servicio de Click & Collect

 

TARTA NAKED RED VELVET

INGREDIENTES:

  • 3 huevos M

  • 225 g de azúcar extrafino

  • 175 g de aceite vegetal (yo uso girasol)

  • 180 g de buttermilk (180 g de leche con zumo de 1/2 limón)

  • Colorante “Extra Red”  de Sugarflair

  • 1 cucharadita de vinagre blanco

  • 1 cucharadita de pasta de vainilla

  • 275 g de harina todo uso 

  • 15 g de cacao en polvo Hershey’s

  • 3/4 cucharadita de sal

  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico

PREPARACIÓN:

  • Precalentar el horno a 175º.

  • Preparar tres moldes desmontables de 15 cm engrasados con mantequilla o espray desmoldante (ver más abajo para otros tamaños). Si lo prefieres, puedes cubrir las bases de los moldes con un círculo de papel de horneado del diámetro del molde, engrasado por debajo y por arriba. Esto hará que el desmoldado sea incluso mas fácil.

  • En una jarra preparar el buttermilk  y cuando esté listo ir añadiendo poco a poco el colorante hasta obtener el color deseado. Quédate con un rojo vivo. No te pases con el color ya que oscurecerá un poco durante el horneado. Incorpora el vinagre.

  • Con las varillas, a velocidad alta, batir los huevos y el azúcar hasta que hayan espumado y duplicado el volumen.

  • Incorporar el aceite lentamente y batir hasta que se haya emulsionado y se haya integrado totalmente.

  • Cuando esté incorporado añadir la pasta de vainilla. 

  • En un bol tamizar la harina, sal, bicarbonato sódico y cacao en polvo.

  • Cambiar la varilla por la pala y añadir la harina a la mezcla de los huevos en tres veces, alternando con el buttermilk, poco a poco y a velocidad baja, para que la masa no se quede grumosa. Dejar de batir cuando esté justo integrado.

  • Dividir esta mezcla de manera uniforme entre los tres moldes que tenemos preparados. Es muy importante que todos tengan exactamente la misma cantidad de masa, aproximadamente 325 g en cada molde. Alisar la superficie con una espátula acodada.

  • Hornear durante aproximadamente 25 – 30 minutos o hasta que al pincharlo con una brocheta esta salga completamente limpia, o con un termómetro especial para bizcochos  y que la punta salga totalmente roja.

  • Sacar del horno y colocar el molde sobre una rejilla. En esta receta no aplastaremos los bizcochos, sino que le dejaremos la barriguita y la cortaremos.. Utilizaremos esos restos para hacer migas y poder decorar la tarta

  • Reposar en el molde sobre una rejilla durante unos 15 minutos. Pasado este tiempo pasar una espátula metálica alrededor de de cada molde y sacar los bizcochos de los moldes, dejándolos enfriar boca arriba al menos 25 minutos.

  • Cuando estén fríos, envolver los bizcochos cuidadosamente en papel film, sin apretar y guardarlos de un día para otro en la nevera para que se asiente tanto la miga como el sabor. Cortarles la barriguita y reservar.

  • Se debe tener mucho cuidado al manipular estos bizcochos puesto que son bastante frágiles hasta que enfrían y podrían perder la forma al envolverlos.

MONTAJE Y DECORACIÓN:

  • Receta pequeña del buttercream de merengue suizo (véase este post)

  • 200 g queso Philadelphia a temperatura ambiente

  • Migas de Red Velvet

  • Preparar la receta pequeña del butterecream de merengue suizo indicado sin la sal, puesto que el queso ya es un poco salado. Cuando esté hecho añadir una tarrina de queso Philadelphia a temperatura ambiente. Añadir el queso a cucharadas, poco a poco, mientras se bate a velocidad baja hasta que se incorpore totalmente.

  • Cubrir la tarta de buttercream siguiendo las instrucciones del paso a paso de las tartas con bordes perfectos, sin los discos y dejando un acabado desnudo.

  • Con un rallador, hacer migas de las barriguitas que hemos cortado de los bizcochos y colocarlas sobre la tarta. Esos restos los podemos congelar en caso de que nos sobren.

  • Para los banderines: Brochetas de madera y cinta de raso de colores

  • A unas brochetas de madera les hacemos un nudo con un trocito de cinta de raso de colores en forma de banderita. Les cortamos las puntas en ángulo.

  • Colocamos las brochetas a diferentes alturas.

  • Esta receta es para tres moldes de 15 cm. Si la haces en un molde de 18 cm deberías multiplicar los ingredientes por 1,4. Para un molde de 20 cm debes multiplicar por 1,8 y para uno de 22 cm, multiplica por 2,2. 
  • A la hora de duplicar las recetas, te siempre en cuenta el tamaño del bol de tu batidora.

1 Comentario

  • Sonia dice:

    Hola Bea, voy a hacer esta tarta para mi hija, que le encanta la red velvet, para su cumpleaños. Con que salga la mitad de bien que la tuya me conformo :)
    Muchas gracias por toda la información que nos das.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *